Hispanos del Carmen, un club de balonmano único

Hispanos del Carmen, un club de balonmano único


El balonmano de élite desapareció en Zaragoza, pero siguió en el fondo del valle. Ahora vuelven a llenar de color las gradas de la carpa Siglo XXI en apoyo al balonmano de Casademont Zaragoza. están. Los Hispanos del Carmen es un club especial que rompe todas las barreras y demuestra que la integración es posible en el deporte. La idea surgió de Diego Royo Lavina, coordinador de rehabilitación del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen de Garrapinillos y responsable del Club Deportivo Hispanos del Carmen. La escuela deportiva nació hace 10 años. Su labor fue reconocida por el Premio Ayuntamiento de Zaragoza en 2015 y por la Real Federación Española de Balonmano en 2016.

«Todos son internos o viven en apartamentos ubicados en el centro. Tenemos equipos de fútbol sala, balonmano, rugby, baloncesto.. También la natación, para presos con ciertos problemas patológicos, diferencias funcionales e incluso autismo”, explica Diego Royo. El equipo de balonmano lo dirige Antonio Solís Pérez, trabajador social del centro. Antonio, como Diego, se desvive. Acompaña a los prisioneros a los juegos. Los presos siempre son escoltados, siempre atendidos.. Antonio Solís destacó que “Nos paramos en la esquina y animamos el balonmano de Casademont. Es una experiencia enriquecedora para los internos, porque así pueden imitar a sus ídolos”. Hay más deportes. Irene Barrera apuesta por el rugby. Y Jorge Bollia y Mario Germán llevaron el balonmano a las escuelas.

Antonio trabajó anteriormente en tres centros juveniles. “Fue una de las mejores experiencias que he tenido. He crecido mucho profesionalmente. Estoy aquí desde abril. Hice una pasantía hace cuatro años. Aprender del balonmano es maravilloso.» el Repitió.

Diego Royo está en el centro desde 1996. “Tenemos 140 empleados para 270 presos. Hemos llegado a 304 presos. Los niños mejoran mucho. Se integran actividades deportivas. Utilizamos el deporte como herramienta socioeducativa que les permite estar en un entorno normal. La condición del cuerpo mejorará ya que no se quedarán quietos. También mejora la autoestima. Los deportes te mantienen activo. También te permite conocer gente, explicó, «al balonmano van 12 personas con enfermedad mental o con diferencias funcionales en una camioneta. Nos vestimos de amarillo y negro», puntualizó Solís.

El nombre del peñón, Hispanos del Carmen, tiene un claro motivo. “Hispanos, por la selección española de balonmano que ha aportado muchos valores al deporte y a la sociedad. Y del Carmen, por el nombre del centro. Queremos normalizar y conectar el balonmano. Empezamos con el balonmano y funcionó, y vinieron otros deportes», prosigue Royo.

«El Covid nos ha interrumpido pero allá vamos. Era solo un entrenamiento, apenas podíamos salir del centro.. Publicamos todo el trabajo que hacemos en el Congreso Mundial de Educación y en la Revista Científica de Educación Social. Intentamos explicar cómo nos puede ayudar el deporte”, dijo Royo.

contributor

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *